¿Cómo seguir Método IMPACTA en las vacaciones?

¿Cómo alimentarme saludablemente durante mis vacaciones?

Estar de vacaciones es desafiante, a esto agrégale cuidar tu alimentación…. ¡Es un rollo! Así que vamos a darte 5 tips para superar este reto:

Método IMPACTA

El consejo número uno: ¡ESTATE PREPARADO! En el viaje, ya sea autobús, camión o moto, tener opciones de comida para llevar te hará sentir preparado. Haz una comida antes de salir de la casa, trae refrigerios de respaldo y busca opciones bajas en carbohidratos en restaurantes, tiendas de conveniencia y quizás en algunos lugares inesperados como farmacias. Al inicio, te costará trabajo encontrar esta clase de alimentos, pero irás desarrollando la habilidad y entre más lo hagas, más mejorarás con la práctica.

Ahora si vienen los tips que hemos obtenido de nuestros pacientes que han pasado por el Método IMPACTA:

1. Mantenlo simple

Los pacientes de Método IMPACTA destacaron la importancia de simplificar. Cumplir con lo básico ayuda a cumplir con las metas.

“Busco muchas lugares donde pueda encontrar carnes asadas o a la plancha on verduras y una grasa como el guacamole «.

«Come alimentos simples. Verduras y pequeñas cantidades de carne «.

2. Planea con anticipación

Antes de partir para tus vacaciones, investiga a dónde vas y cuáles son los platillos típicos de la región. La mayoría de los restaurantes tienen sus menús disponibles en línea en estos días. Si viajas a un lugar más remoto, asegúrate de llevar bocadillos.

«Por lo general, busco los restaurantes que hay alrededor y miro algunos menús en línea si no estoy familiarizado con ellos, me llevo mi propio aderezo (en un recipiente pequeño), sal y bocadillos que no requieren refrigeración».

 

«¡Investiga con anticipación si sabes a dónde vas!»

Si viajas para visitar a familiares o amigos, asegúrate de ser abierto con tus metas con anticipación para que también tengan la oportunidad de apoyarte.

“Si vas a la casa de un amigo para cocinar, diles que vas a llevar algo y haz suficiente para compartir. Si saben que estás llevando a cabo el programa de Método IMPACTA, se sentirán aliviados de que no tienen que preocuparse por ti «.

3. Pide lo que quieras

Viajar con sus seres queridos o colegas puede ser especialmente desafiante. Lo primero que debes saber es que no estás solo. Te compartimos testimonios de pacientes que han atravesado el Método IMPACTA:

«La parte más difícil son los amigos y familiares bien intencionados que quieren invitarte a comer, y no te permiten opinar sobre dónde cenas».

 

«La parte más difícil es la actitud de la gente hacia este estilo de vida. Encuentro que los ojos y el comportamiento no aprobados por la gente hacia mis elecciones de alimentos son muy perturbadores «.

 

Si este es el caso, intente explicar nuevamente antes del viaje el por qué estás comprometido con IMPACTAR positivamente tu vida llevando un estilo de vida bajo en carbohidratos. Recuérdeles que los comentarios que provocan culpa o que actúan como «Policía de Alimentos” no son útiles. Cuanto más entienda la gente por qué tomas las decisiones que tomas, más probable será que las respalden, respeten, admiren y ojalá… IMITEN. Recuerda, esto lo haces por tí y también por ellos; para que disfruten de la mejor versión de ti.

Al salir a cenar, no tengas miedo de pedir modificaciones. Después de todo, la mayoría de los restaurantes se acomodarán ya que quieren su negocio tenga ventas y el cliente un buen trato.

“Busco los menús antes de salir a comer, pero casi todo puede ser compatible con Método IMPACTA. Sé asertivo y pide lo que quieras ”.

4. Lo pasado, pasado…

Incluso cuando hacemos nuestro mejor esfuerzo, a veces nos salimos un poco del plan. Si lo haces, es importante que no te des una paliza emocional. Sólo vuelve al redil. Tranquilo (:

 

“Vuelve a pesar tu proteína, a medir tus condimentos, todas las cosas que hiciste cuando empezaste. ¡Los viejos hábitos vuelven rápidamente!”

 

“Reconoce que hiziste lo mejor que pudiste en esas circunstancias, y luego determínate a hacer la próxima buena elección.

5. Diviértete!

Al final del día, los viajes y las vacaciones son para disfrutarse. Haz una lluvia de ideas sobre todas las formas que tienes para divertirte y que no tienen que ver con comida. Sal a caminar a nuevos lugares, descubre la historia, si estás de vacaciones con seres queridos, concéntrese en pasar tiempo con ellos.

“Viajar es divertido. Trata de no tomar todas las decisiones sobre los alimentos acerca de si ese restaurante tiene alimentos que puedes comer o no. Solo haz lo mejor que puedas y si lo requieres, siempre puedes comer un poco de grasa extra para ayudarte a sentirte lleno y reducir los antojos! ”

¡Disfruta tus vacaciones y perfecciona tu vida, IMPACTA!

 

Al salir a cenar, no tengas miedo de pedir modificaciones. Después de todo, la mayoría de los restaurantes se acomodarán ya que quieren su negocio tenga ventas y el cliente un buen trato.

Comparte este artículo